jueves, 28 de diciembre de 2017

"Cumbres emblemáticas"

Shisha Pangma 8013

También conocido como Gosainthān, fue el último de todos los picos mayores de 8.000 metros en ser escalado, debido, esencialmente, a su situación aislada, completamente en el interior de la región del Tíbet, y debido a las continuas restricciones para escaladas y visitas impuestas por el gobierno de China y por las autoridades locales de la Región Autónoma del Tíbet. Está ubicado en la zona centro-meridional del Tibet, a tan sólo cinco kilómetros de la frontera con Nepal, de hecho, se trata del único ochomil que se encuentra situado íntegramente en territorio chino.
 
El Shisha Pangma cuenta, además del pico más alto que constituye la cumbre principal, con otras dos cimas distintivas y ligeramente inferiores: la cumbre central o media y la cumbre occidental. Es uno de los ochomiles "más fáciles" de escalar. La ruta normal asciende por la arista de la cara noroeste, siguiendo la conocida como "Ruta Norte", y cuenta con un acceso relativamente fácil hasta el campo base, hasta donde, curiosamente, se puede acceder sin problemas en vehículo todoterreno, pese a que está situado en torno a los 5.000 m. de altitud, gracias a las facilidades que proporciona la planicie de la meseta del Tíbet. Las rutas en la cara suroeste, mucho más pronunciadas, son técnicamente más exigentes y conllevan un ascenso de más de 2.000 m. a través de una pendiente que llega a alcanzar los 50 grados de inclinación.


Fue escalado por primera vez a través de la "Ruta  Norte" el 2 de mayo de 1964 por una expedición china dirigida por Xǔ Jing. ​
Hay que esperar hasta 1980 para conseguir el segundo ascenso con éxito a través de la "Ruta Norte", realizado por dos cordadas de un equipo alemán. En 1981, alcanza la cima la primera expedición de mujeres, un grupo de japonesas entre cuyas integrantes figuran Junko Tabei, Rinzing Phinzo and Gyalbu Jiabu.
En 1982, se consigue el primer ascenso en estilo alpino de los británicos Doug Scott, Alex Macintyre y Roger Baxter-Jones por la conocida como "Ruta Británica", que discurre por la cara suroeste.
En 1987, los polacos Jerzy Kukuczka y Artur Hajzer consiguen la cima abriendo una nueva ruta a través de la arista oeste. Kukuczka desciende esquiando hasta el campo base partiendo casi desde la misma cima, convirtiéndose en el segundo hombre de la historia en culminar la totalidad de los catorce ochomiles.
1993. El escalador polaco Krzysztof Wielicki alcanza la cima en solitario por el espolón derecho de la cara suroeste. Este mismo año una expedición argentina realiza con éxito el ascenso sin uso de oxígeno suplementario y sin sherpas de apoyo.
En 2002 los surcoreanos Park Jun Hun y Kang Yeon Ryoung abren una nueva vía por la cara suroccidental. El primer ascenso oficialmente invernal realizado por el polaco Piotr Morawski y gran escalador italiano Simone Moro se realiza en el 2005.
Llegamos a 2010, la española Edurne Pasabán consigue alcanzar la cima, completando su lista de ascensión de los 14 ochomiles, y convirtiéndose así en la primera mujer en la historia que logra llegar a la cima de las 14 cumbres más altas del planeta.
2011, Ueli Steck escala en solitario la cara suroeste en tan solo 10 horas y media, partiendo del campo base a 5306 m a las 22:30 del 16 de abril y regresando a salvo veinte horas más tarde.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios aparecerán publicados una vez sean revisados por el administrador del blog.